La importancia de comunicar en la consulta con el oncólogo

"Un médico experimentado lo primero que hace es sentarse y con continencia cariñosa le pregunta al paciente cómo se siente y si éste expresa algún temor, lo calma conversando de un modo entretenido y solo después, toca al paciente"

Aulus Aurelius Cornelius Celsius – 25 aC-50Dc

Iniciar un tratamiento oncológico supone el inicio de una alianza terapéutica entre paciente y médico/a tratante, en la que la comunicación y la confianza aparecen como elementos esenciales de la misma. 

 Hablando de comunicación, para favorecer una mejor calidad de vida, es importante que el paciente sea capaz de preguntar todo lo que quiera saber y de informarle al médico cualquier cosa que crea necesaria.

El médico, a su vez, debe tener la capacidad de ofrecer una ayuda empática, de escuchar activamente y de responder todas las consultas del paciente y la familia utilizando un lenguaje claro y comprensible  y verificando siempre que hayan comprendido toda la información.

Para ello es importante que el oncólogo vaya comunicando de a poco y a la medida de las necesidades de cada paciente ya que no todos quieren recibir la misma cantidad de información.

También resulta importante señalar que el médico tiene que tomar en cuenta la opinión del paciente en la toma de decisiones médicas y que, por su parte, el paciente tiene que comunicar cuáles son sus opiniones y elecciones respecto a las mismas. De esta forma, comunicándose de forma sincera, tanto médico como paciente pueden trabajar juntos para tomar las decisiones y elegir las opciones más adecuadas para cada caso.

Algunas de las principales barreras que observamos en la comunicación por parte del oncólogo son: la falta de tiempo para verificar la comprensión de lo informado; la falta de claridad en las indicaciones a seguir; el distanciamiento emocional, entre otros.

Es por esto que resaltamos el derecho a la información y la importancia de poder expresarse de forma abierta con el médico tratante para que estas barreras no limiten las necesidades de los pacientes. 

Por parte de los pacientes, observamos  que no siempre pueden comunicar sobre cómo se están sintiendo verdaderamente tanto física como emocionalmente. Esto es porque muchas veces se tienen ciertas creencias que lo limitan a la hora de expresarse con su médico.

Algunas situaciones que se observan a menudo pueden ser:

Estos son solo algunos ejemplos, pero recordemos que lo que creemos sobre el otro no siempre es así, así que más allá de los pensamientos que podamos tener en determinado momento, lo más importante es tomar la conducta de comunicarnos abiertamente con nuestro médico tratante y conformar juntos el mejor equipo posible.

Lic. Estefania Marzik

Psicooncologa

Fundación Donde Quiero Estar

¿Qué te pareció este artículo?

0 / 3 3

notas que te pueden interesar

Actitud frente al cáncer

¿Qué actitud debo tener frente a los tratamientos?

La importancia de los grupos de apoyo y terapias en pacientes oncológicos

Recibir un diagnóstico de cáncer es un proceso de alto impacto emocional, tanto para el paciente que lo recibe como para su núcleo afectivo.

Cuidarse entre todos

Un paciente va a la consulta con el oncólogo para recibir un posible diagnóstico de cáncer.

trámites para la medicación

¿dónde me atiendo?