Consejos para el autocuidado de la piel

Estos son algunos tips que podemos realizar para aliviar molestias que provocan los tratamientos oncológicos a nuestra piel.

Siempre debemos consultar con nuestro médico para saber si tenemos que tener en cuenta alguna otra indicación.

Siempre debemos proporcionarle agua y nutrición a nuestra piel para que recupere los nutrientes y el agua que se pierde por la acción de las medicaciones.

Autocuidados Faciales

Inhalación relajante con dos gotas de aceite de lavanda:

  • En manos: poner 2 gotas de aceite esencial en la mano, frotar ambas manos y realizar 3 respiraciones profundas oliendo el aceite.
  • En hornillo: poner el aceite en un hornillo de ambiente.
  • Elegí productos de laboratorios reconocidos y para pieles sensibles.

Limpiar la piel antes de cualquier otra acción para que pueda absorber mejor los activos de los productos que vayas a utilizar después. 

Enjuagarse la piel y secar con suaves toques.

Ardores y resecamiento de la piel del rostro

  • Utilizar bruma hidratante como Agua termal o lociones hierbas que podés conseguir en farmacias, perfumerías o a través de cosmetologa especializadas.

Preferentemente elegí productos con activos naturales: aloe vera, manzanilla, tea tree, hammamelis, caléndula, rosa mosqueta, arándanos: Estos productos hidratan y calman la piel. Vas a encontrar la forma de utilización en el empaque de cada uno.

  • Podes realizar una mascarilla facial colocando una leve capa en todo el rostro (menos ojos y labios), cuello y escote, durante 15 minutos, de un producto calmante (como los mencionados), refrescante e hidratante para recomponer la piel con mayor intensidad. Retirar el excedente.
  • También podés elegir sueros ligeros con vitaminas que podés conseguir en farmacias, perfumerías o a través de cosmetologa especializadas. Aplicarlos e el rostro con toques suaves.
  • Siempre colocarse protector solar a la hora de salir al aire libre. También si debes estar frente a las pantallas de los ordenadores o celulares.

Hidratación de manos y pies

Inhalación relajante con dos gotas de aceite de lavanda:

  • En manos: ponerte 2 gotas de aceite esencial en la mano, frotar ambas manos y realizar 3 respiraciones profundas oliendo el aceite.
  • En hornillo: poner el aceite en un hornillo de ambiente.
  • Elegí productos de laboratorios reconocidos y para pieles sensibles.

Higienizar las manos y pies con leche de limpieza y enjuagar.

Aplicar sueros hidratantes suavizantes  (como los mencionados anteriormente) con suaves movimientos digitales.

Aplicar crema para manos y pies con suaves toques.

Piernas cansadas

Inhalación relajante con dos gotas de aceite de lavanda:

  • En manos: ponerte 2 gotas de aceite esencial en la mano, frotar ambas manos y realizar 3 respiraciones profundas oliendo el aceite
  • En hornillo: poner el aceite en un hornillo de ambiente.
  • Elegí productos de laboratorios reconocidos y para pieles sensibles.

Brumizar (rociar) las piernas con Bálsamo calmante y refrescante: 

  • Aplicar emulsión refrescante con maniobras largas y armónicas alrededor de toda la pierna.
  • Repetir varias veces de cada lado y cada pierna siempre en forma ascendente.
  • Aplicar bálsamo refrescante.

Carian Terzian

Directora de Amadas
Estética oncológica
Consultas: amadasesteticaoncologica@gmail.com

Más información

¿Qué te pareció este artículo?

0 / 3 3

notas que te pueden interesar

No data was found

Todos nuestros servicios gratuitos son gracias al apoyo de nuestros donantes