Inicio / Blog / Estética / Cascos fríos caseros
Estética

Cascos fríos caseros

Existen diferentes maneras de evitar la caída del cabello producida como efecto secundario a la quimioterapia. Te compartimos cómo preparar, trasladar y usar cascos fríos caseros para prevenirlo durante el tratamiento.

Cascos fríos caseros

Quimio con Pelo es un proyecto creado por Paula Estrada que busca difundir y enseñar a armar cascos fríos caseros como alternativa a la caída del cabello.

Estas son algunas instrucciones y consejos que comparten para armarlos.

¿Qué vas a necesitar para preparar cascos fríos?

  • Una heladerita llena de hielos para transportar los cascos que hagan falta según el tiempo de pasada del medicamento que hace caer el pelo. Además, hay que sumarle 30 minutos previos durante la premeditación y dos cascos más para el post-quimio.
  • 3 bolsas de gel frío rectangulares N° 2007 y 2 cuadradas N° 2005. Las bolsas de gel frío son las que se usan para torceduras y golpes y se consiguen fácilmente en farmacias o internet.
  • 1 gorra de baño super finita como las que trae la tintura o hay en los hoteles.
  • 1 pañuelo grande de algodón o casco de rugby para apretar el casco frío.
  • 1 spray de agua para poner en todas las raíces previo al primer casco. Esto solo se hace una vez.
  • 1 bolsa grande para guardar los cascos ya usados.
  • 1 toalla.
  • 1 peine ancho.
  • Palitos de helado de agua o cubitos de hielo para que las drogas no provoquen llagas.
  • 1 par de medias térmicas.
  • 1 manta.

¿Cómo preparar y trasladar los cascos fríos?

Los cascos fríos se conservan en el freezer y se transportan en una heladerita refrigerante.

1

Colocarlos en el freezer tratando de moldearlos con la forma de la cabeza para que en toda la superficie interna del casco haya gel refrigerante.

2

Instantes antes de salir, colocarlos en la heladerita. El fondo de la misma tiene que estar cubierto por un piso o colchón de hielo espolvoreado con sal gruesa (mantiene más el hielo).

3

Arriba del piso de hielos colocar dos cascos, uno al lado del otro, y dentro de cada uno poner una bolsita de hielos a modo de relleno.

4

Sobre cada casco apilar los otros, con sus bolsitas de hielo dentro.

5

Rellenar los espacios que quedan vacíos dentro de la heladerita con hielo para mantener el frío lo más posible.

¿Cómo preparar la cabeza antes de colocar los cascos fríos?

1

Colocar una toalla en los hombros, como en la peluquería.

2

En cada sesión, con un peine ancho, peinar la raya del pelo para que esté en un lugar diferente al de la sesión anterior, al centro, a los costados, etc. En este sentido, abrir los pelos todo lo que se pueda, para que el frío del casco llegue más al cuero cabelludo.

3

Rociar la cabeza con un spray con agua.

4

Colocar la gorra de baño y asegurarla con una cinta a la frente ya que no se tiene que mover cuando se saca un casco y se pone otro.

5

Colocar el casco de gel arriba de la gorra de nylon.

6

Colocar el casco de rugby o el pañuelo para asegurar bien el casco de geles y lograr que todos los geles toquen bien la cabeza.

¿Cómo cambiar los cascos fríos?

Los cascos se cambian cada media hora y hay que hacerlo lo más rápido posible. Aproximadamente dos minutos antes del cambio de casco frío, hay que estar preparadas para poner el siguiente.

1

Colocar el casco de gel de reemplazo sobre las piernas de la paciente.

2

Con su mano libre, la paciente debe sostener la gorra de baño para que no se salga ni mueva.

3

Con delicadeza la persona acompañante debe sacar toda la estructura del casco en uso (el casco de gel y el pañuelo), y dejarlo momentáneamente donde se pueda.

4

Rápidamente y al instante se debe colocar el casco de gel de repuesto en la cabeza. Mientras la paciente coloca nuevamente el pañuelo bien apretado sobre el casco nuevo.

5

Una vez que el casco de repuesto está colocado, guardar el casco ya usado en la bolsa grande de descarte de cascos.

Este procedimiento se repite cada media hora.

Cosas a tener en cuenta

  • Hay que colocar el primer casco media hora antes de que empiece la quimio (durante la premeditación).
  • Cronometrar el tiempo para poder cambiar los cascos cada media hora. Por ejemplo: para una quimio que dura dos horas se deben usar 1 casco durante la premedicación, 4 cascos durante la quimio y 2 cascos post-quimio, es decir, un total de 7 cascos.
  • Después de la quimio, es fundamental usar 2 cascos (media hora cada uno).
  • No mezclar los cascos ya usados con los nuevos, porque puede ser difícil distinguirlos. Para eso se lleva la bolsa grande de descarte, donde se colocan los cascos ya usados.
  • Al dormir en casa, colocar un pañuelo de seda en la almohada para evitar se hagan rastas.
  • La paciente puede pedir que le receten Emend (Aprepitand) para no sentir náuseas. Son tres pastillas: se toma la primera 1 hora antes de arrancar el día de la quimio y dos los dos días siguientes; y Lactulón (para evitar la constipación) si fuera necesario.

¿Cómo cuidar el pelo durante el proceso de quimioterapia?

  • No usar secador, planchita, ni tinturas.
  • No lavarse el pelo todos los días. En lo posible una vez por semana.
  • Usar shampoo neutro y crema enjuague en las puntas solamente.
  • Peinarse con los dedos sosteniendo con la otra mano las raíces contra la cabeza.
alt https://mundocancer.com/wp-content/uploads/2023/12/Quimio-con-pelo.jpg
Quimio con pelo

Es un proyecto creado por Paula Estrada que busca difundir y enseñar a armar cascos fríos caseros como alternativa a la caída del cabello.

alt https://mundocancer.com/wp-content/uploads/2023/12/Banco-de-pelucas.jpg
¿Necesitás una peluca?

Buscá las organizaciones de pelucas solidarias cerca tuyo.

Podés contactarte con Lorena Pinto, voluntaria de Donde Quiero Estar, para que pueda asistirte. Enviá un mensaje por whatsApp al: +54 9 11 3655-4722 .

Compartir

Contacto

¿Necesitás ayuda?

Acompañamos a las personas con cáncer y su familia a atravesar su enfermedad.

Tu colaboración es importante

Todos nuestros servicios gratuitos son gracias al apoyo de nuestros donantes.